FRENTE BRASIL POPULAR > Imprensa > Destaques > CONTINUAREMOS EN LAS CALLES LUTANDO POR ELECCIONES DEMOCRÁTICAS Y EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO BRASILEÑO

CONTINUAREMOS EN LAS CALLES LUTANDO POR ELECCIONES DEMOCRÁTICAS Y EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO BRASILEÑO

Nota del Frente Brasil Popular

 
Durante toda la semana en todo Brasil y en varias partes del mundo hemos sido cientos de miles de personas movilizadas en panfletos, clases públicas, vigilias, marchas, actos, paralizaciones de carreteras y ocupaciones buscando dialogar y alertar a la sociedad para la farsa, disfrazada de juicio, que se armaba en Porto Alegre y sobre su significado: la continuidad del golpe iniciado en 2016.
 
Hoy, el país se ha despertado preguntándose sobre las pruebas del proceso contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Y, aun sin ellas, los jueces del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región decidieron seguir divorciados de la justicia y de la verdad, manteniendo una condena injusta.
 
El resultado no ha sorprendido a nadie. Los sectores del poder judicial, que deberían tener la defensa de la justicia como bastión, han apoyado el ataque al Estado Democrático de Derecho y ahora, en un juicio político, protagonizan otro acto de ese golpe en la democracia brasileña.
 
En tiempo récord, los jueces han leído todos los documentos, testimonios de los 73 testigos y no han presentado ninguna prueba. Nada. El principal argumento, sabemos bien, para condenar a Lula es que lidera todas las encuestas electorales para la próxima elección. Quieren derrotar a Lula tramposamente.
 
Retirar del pueblo brasileño el derecho de elegir a su candidato a presidente en elecciones libres e impedir su participación en la definición de los rumbos del país son condiciones para imponer el programa de retirada de derechos de los trabajadores, destrucción del Estado social, entrega de nuestros recursos naturales y sumisión al imperialismo de Estados Unidos.
 
Los medios burgueses, en especial la Red Globo, actúan como instrumentos de lucha ideológica para manipular la sociedad y obligar a aquellos que no se alinean a sus intereses políticos.
Aunque no hay pruebas contra Lula, sobran "materias" de periódicos y "comentarios" en programas de televisión para presentar pruebas, que no pasan de mentiras de las empresas de comunicaciones, que sostienen el programa de destrucción nacional que asola al país.
 
No es sólo el derecho de Lula a ser candidato que está en juego. Es el rumbo de nuestra justicia y democracia. Vivimos bajo un Estado de excepción en el que un gobernante ilegítimo, alzado al cargo por un parlamento golpista, se suma a un judicial que hace política y no hace justicia.
 
Las fuerzas que han pasado a gobernar Brasil tras el golpe que alejó a la primera mujer electa presidenta, Dilma Rousseff, continúan excluyendo al pueblo brasileño de las decisiones sobre los rumbos del país. Le tienen miedo a la urna, al voto. Ellos le temen a la voluntad popular y por eso tratan de impedir que Lula sea candidato.
Sectores que drenan a la Nación y en un año, toman recursos de educación, ciencia y tecnología, salud y servicio social. Han atacado a la Constitución Federal de 1988, a la CLT con la reforma laboral, quitan derechos todos los días. El siguiente paso es el ataque a la jubilación.
 
Nuestra lucha no ha comenzado ni termina hoy. La lucha por la democracia continuará en los tribunales, en las calles y en las redes, así como la lucha en defensa del seguro social público y de nuestro derecho a la jubilación que está amenazado de destrucción por una reforma en discusión en el Congreso. El Frente Brasil Popular se suma a las centrales sindicales en el grito de que “Si se somete a voto Brasil va a parar!”
 
Pero nuestro desafío es aún mayor, es el de construir las salidas para la crisis política y económica que asola a nuestro país que atiendan a los intereses de la mayoría de nuestro pueblo. Por eso, el Frente Brasil Popular convoca a todos y todas que quieran hacer de Brasil una Nación fuerte, desarrollada, independiente, con empleo y justicia social, al compromiso en la construcción del Congreso del Pueblo Brasileño, para debatir el futuro del país y organizar nuestras luchas.
 
Continuaremos denunciando que la elección sin Lula es fraude, es la profundización del golpe. Continuaremos denunciando y combatiendo los ataques a los derechos conquistados por el pueblo y al patrimonio de la nación. Sólo la unidad y la movilización popular pueden poner fin a esa crisis y plantar las semillas de un futuro de prosperidad y vida digna para el pueblo brasileño.
 
Frente Brasil Popular